¿Qué es un corredor de seguros?

¿Qué es un corredor de seguros?

Contratar un seguro puede ser una tarea compleja, por la gran variedad de tipos y coberturas disponibles en el mercado, cada una adaptada a diferentes necesidades y actividades. 

Es en este contexto que el corredor de seguros desempeña un papel fundamental. Este profesional, experto en el sector e independiente, es clave para asesorar y guiar a las empresas y particulares en la elección del seguro que mejor se adapta a sus necesidades.

¿A qué se dedica un corredor de seguros?

El corredor de seguros actúa como intermediario entre el cliente y la compañía aseguradora. Su labor consiste en buscar y obtener diversas ofertas de seguros, y luego ajustarlas para que se adapten a las necesidades específicas de sus clientes, asegurando que reciban la cobertura más adecuada en función de sus necesidades específicas.

Por ejemplo, en el caso de un seguro de salud. El corredor tiene que analizar el perfil del cliente, sus preferencias, así como qué tipo de seguro quiere y las coberturas.

A partir de ahí debe comparar las ofertas que tienen las aseguradoras y encontrar las mejores alternativas en cobertura, precio y servicios. Después debe trasladarle esa información al cliente explicándole los detalles de cada seguro; precio, copago, carencias, cuadro médico y coberturas

Ahí no acaba su trabajo, una vez el cliente se decante por un seguro, el corredor debe ayudarle a completar la contratación, resolver todas sus dudas, asegurarse de que el tomador entiende los términos y condiciones del seguro, incluyendo los límites y las exclusiones de la póliza. Además, deberá atender sus reclamaciones contra la aseguradora o ayudarle en caso de siniestro. 

El corredor de seguros destaca por su conocimiento, experiencia e independencia lo que aporta un gran valor añadido para cualquier tipo de cliente.

Requisitos para ser corredor de seguros

Para ejercer como mediador de seguros, es necesario cumplir con ciertos requisitos de formación y aptitud profesional establecidos en el Real Decreto 764/2010 y en la Ley 26/2006. 

Se requiere una formación específica de aproximadamente 500 horas para mediadores de seguros. Esta formación incluye conocimientos en seguros, legislación, economía y aspectos técnicos y comerciales. Además, es necesario superar una prueba de aptitud que verifica la capacidad y conocimientos necesarios para ejercer la profesión.

Por otro lado, hay que realizar una inscripción en el registro correspondiente de mediadores de seguros, presentar un proyecto de actividades que incluye planes de negocio y formación continua. Finalmente, habrá que garantizar la capacidad financiera para operar.

Estos puntos aseguran que los mediadores estén perfectamente capacitados y puedan ejercer sus funciones de manera adecuada y responsable, protegiendo así los intereses de los asegurados.

 Funciones de un corredor de seguros

El corredor de seguros proporciona asesoramiento especializado para ayudar al cliente a identificar la mejor protección para sus riesgos

Su rol incluye brindar asistencia y orientación constante, teniendo en cuenta los riesgos particulares asociados a la actividad profesional del cliente. Al no estar vinculado a ninguna compañía aseguradora, el corredor garantiza que los riesgos cubiertos por la póliza contratada se ajusten de manera integral a las necesidades del cliente. 

Además, en caso de siniestro, el corredor ofrece apoyo y atención personalizada a lo largo de todo el proceso, asegurando que el cliente reciba la ayuda necesaria en todo el ciclo de vida del seguro. 

Cuando una persona o empresa enfrenta un siniestro, como un accidente automovilístico, un incendio o una lesión, las consecuencias económicas pueden ser significativas y, en ocasiones, presentar un problema grave. 

Por esta razón, es crucial que la gestión de seguros esté gestionada por un corredor de seguros con experiencia.

En resumen, estas son las cualidades que debe poseer este profesional:

  • En primer lugar, es esencial que identifique con precisión las necesidades de sus clientes, comprenda sus puntos vulnerables y defina claramente cuáles son los riesgos más comunes que enfrentan.
  • Además, es vital que comunique de manera transparente y clara los detalles del contrato de seguros, como el capital asegurado, la prima, la cobertura, el nivel de protección, etc.
  • Otra de sus funciones es asesorar sobre posibles cambios normativos que puedan afectar de manera significativa la póliza del cliente.
  • En caso de siniestro, el corredor debe gestionar la reclamación ante la compañía aseguradora para asegurar el cobro de la indemnización conforme a las condiciones estipuladas en la póliza.
  • Finalmente, la empatía es una cualidad indispensable para un corredor de seguros. Ponerse en el lugar del cliente es fundamental para entender sus necesidades y ofrecerle la mejor protección aseguradora que se ajuste a sus intereses personales.

La figura del corredor de seguros es una pieza clave en la relación entre la empresa y el cliente.

¿Qué diferencia hay entre un agente y un corredor de seguros?

Suelen confundirse ambas figuras, porque los dos pueden gestionar la contratación de un seguro, pero hay grandes diferencias entre uno y otro. 

Principalmente, que el corredor de seguros es alguien independiente, puede ofrecer los seguros de varias compañías sin tener compromiso con ninguna. 

Mientras que el agente de seguros trabaja para una compañía en exclusiva, por lo que solo ofrece los seguros de dicha entidad. 

Un corredor puede y debe ofrecer los productos que más se ajusten a las necesidades del cliente y proporcionar un asesoramiento imparcial.

Expertos en seguros: Grupo Concentra

En Grupo Concentra, contamos con un equipo altamente experimentado y con un profundo conocimiento del sector asegurador. Nuestros profesionales están especializados en diversas áreas, permitiéndonos ofrecer soluciones adaptadas a cada sector y cliente.

Visita nuestra página web para obtener más información sobre nuestras soluciones y servicios especializados en seguros.